Subvenciones pero condicionadas y finalistas

Es discutible si los sindicatos han de recibir o no subvenciones, etc.. etc.. Pero es evidente que no las reciben gratis. A parte de que muchas de estas subvenciones son a fondos finalistas: cooperación internacional con proyectos de desarrollo sindical en países en vías de desarrollo, formación, etc… estas se reciben con tres condiciones:

  • Transparencia y control por parte de la administración del uso de esos fondos. Al igual que cualquier ONG, Fundación, etc.. que percibe dinero público con un sentido finalista este debe justificarse, y mostrar que se ha gastado en lo que toca y no en otras cosas. Y aunque ha sido histórico el fraude en la formación en la década pasada, estos casos hoy en día no se dan y el control que se realiza de los fondos de formación es mucho más estricto (cosa que me parece bien, el dinero para formación es para esa formación no para financiar el funcionamiento ordinario de ninguna organización).
  • Efectividad real. Si los sindicatos (y las patronales) reciben dinero para formación de trabajadores en activo es porqué son mejores que la administración a la hora de organizarla o porqué son capaces de organizar con otras administraciones una mejor formación orientada o a las necesidades de un sector o un territorio pequeño. No es porqué tengan mejor capacidad de organizar cursos, sinó que saben por estar emebebidos en el sector que cursos son los que más necesitan: por ejemplo, son míticos los cursos de formación en el sector del transporte de cosas como la conducción en condiciones peligrosas. Otro ejemplo, ¿quien mejor que otro sindicato a la hora de ayudar a crear organizaciones sindicales en los países en vías de desarrollo?, si la administración impulsa programas de cooperación una parte de estos es en ayudar a mejorar las condiciones laborales de los trabajadores de ese país y para ello es necesario ayudar a los sindicatos incipientes de estos países a funcionar.
  • Representatividad y legitimidad. Más allá de ser la “ONG” más preparada para realizar una serie de funciones que desde el sector público se consideran importantes, los sindicatos no la podrían ejercer si estos no tuvieran legitimidad. ¿Porqué darle a UGT o CCOO fondos de formación y no dárselos al “Sindicato de Amigos de Panete”? ¿porqué me caen mejor CCOO o UGT?, no, porqué UGT y CCOO tienen la legitimidad de ser sindicatos mayoritarios. Que no significa más que estos son sindicatos que mayoritariamente (más del 90%) han sido elegidos por los trabajadores en las elecciones sindicales. La legitimidad de las elecciones sindicales, hay quien las cuestiona, pero considera muy válidas las elecciones de cualquier otro tipo. Mientras que en las elecciones sindicales hay participaciones reales del 70%, y constantemente hay procesos electorales en las diversas empresas que suponen un reto a los delegados, los “gobiernos” viven tranquilos durante 4 años y una tasa de participación superior al 60% siempre es vista como un éxito. Y para el que crea que las elecciones sindicales sólo ocurren en las empresas grandes, el sindicato al que estoy afiliado es mayoritario en la pequeña y mediana empresas y es donde mayor número de delegados ha ido consiguiendo en los últimos años.
Aún no hay comentarios.
Aún no hay trackbacks.