Diferencias entre delegados y liberados sindicales

1) El delegado sindical

Un delegado laboral es un trabajador elegido en las elecciones sindicales en su centro de trabajo. Tiene una serie de protecciones y derechos, al igual que obligaciones. Puede ser rebocado por sus compañeros y cada 4 años ha de renovar su compromiso. La mayoría de delegados sindicales de España pertenecen a UGT o CCOO, en un total entre ambos sindicatos, de 300.000.

Además, para empresas grandes, existe la figura del delegado sindical LOLS, que no se elige por los trabajadores y que es escogido por las secciones sindicales constituidas en la empresa. Estos delegados sindicales son representantes de los afiliados y las secciones sindicales han de tener un número mínimo de miembros.

El número de delegados sindicales tanto LOLS como electos depende del tamaño de las empresas tal y como marca la Ley Orgánica de Libertad Sindical y el Estatuto de los Trabajadores:

DELEGADOS SINDICALES ELECTOS

Trabajadores   Representantes   Funcionarios  
Hasta 30 1 delegado de personal 1 delegado de personal
De 31 a 49 3 delegados de personal 3 delegados de personal
De 50 a 100 5 miembros del Comité de Empresa 5 miembros de la Junta de Personal
De 101 a 250 9 miembros del Comité de Empresa 9 miembros de la Junta de Personal
De 251 a 500 13 miembros del Comité de Empresa 13 miembros de la Junta de Personal
De 501 a 750 17 miembros del Comité de Empresa 17 miembros de la Junta de Personal
De 751 a 1.000 21 miembros del Comité de Empresa 21 miembros de la Junta de Personal
De 1.000 en adelante 21 más dos por cada 1.000 o fracción. Máximo 75 miembros del Comité de Empresa 2 por cada 1.000 o fracción. Máximo 75


DELEGADOS SINDICALES LOLS (sólo empresas de más de 250 trabajadores)

El número de delegados sindicales por sección se determina con arreglo a la siguientes reglas cuantitativas (art. 10.2 L.O.L.S.):

1) Las secciones sindicales de sindicatos que no hayan alcanzado el 10 por 100 de los votos -sin computar los nulos- en la elección del comité de empresa estarán siempre representadas por un solo delegado sindical, con independencia del mayor o menor número de trabajadores en la unidad de referencia.

2) Las secciones sindicales de sindicatos que hayan obtenido dicho 10 por 100 estarán representadas por un número de delegados sindicales variable en función del número de trabajadores de la empresa o centro de trabajo, de acuerdo con la siguiente escala: de 250 a 750 trabajadores, 1 delegado sindical; de 751 a 2.000, 2; de 2.001 a 5.000, 3, y de 5.001 en adelante, 4. Estas secciones sindicales estarán representadas por el mismo número de delegados sindicales, sin que la obtención de más o menos votos determine ninguna variación numérica al respecto.

Para entendernos, una empresa de 350 trabajadores donde estuviera presente UGT, CCOO y CGT tendrían un comité de 13 delegados y 3 delegados sindicales LOLS no electos. Es decir 16 delegados (sindicales y de comité), con funciones parecidas y derechos parecidos.

Muy bien, ya sabemos que es un delegado sindical.

2) El liberado sindical

Una persona “liberada” es alguien al que se le ha librado de sus funciones laborales normales y pasa a hacer basicamente actividad sindical. Es decir, a lo práctico, alguien que tiene un 90% de su jornada laboral dedicada a hacer sindicalismo y no a realizar trabajo en su empresa.

¿Cómo se consigue?. Todos los delegados laborales tienen derecho a horas mensuales que se le libera de su actividad laboral ordinaria y pasarían a realizar actividades sindicales. Estas horas dependen del tamaño de las empresas según la Ley Orgánica de Libertad Sindical:

-         Empresas de o a 100 trabajadores: 15 horas sindicales al mes.
-         Empresas de 101 a 250 trabajadores: 20 horas sindicales al mes.
-         Empresas de 251 a 500 trabajadores: 30 horas sindicales al mes.
-         Empresas de mas de 501 trabajadores: 40 horas sindicales al mes.

La gracia de estas horas es que son acumulables y transferibles. Es decir que si un comité de empresa de 7 trabajadores decide legar todas las horas sindicales en una sóla persona esta estaría prácticamente liberada y no tendría que trabajar. Calculemos que viabilidad tienen los comités y secciones sindicales para liberar a sus delegados.

Imaginando una jornada laboral de unas 40 horas semanales y que el mes tiene 4 semanas y media, para considerar que alguien está liberado ha de poder acumular aproximadamente unas 160 horas al mes.

Un delegado sindical necesita conservar un mínimo de 10 horas sindicales al mes para poder formarse, asistir a asambleas de delegados, realizar las labores que le tocan del comité, ir a las reuniones con la patronal, atender a los compañeros que tienen problemas, revisar la documentación, etc… Aunque lo normal es terminar concentrando el máximo de horas en uno o dos compañeros, el resto han de conservar algunas. Por tanto el tamaño de empresa mínimo para poder liberar delegados es de más de 250 trabajadores, donde hay 13 delegados con 30 horas cada uno que podrían acumular 260 horas al mes para transferir a dos delegados, con 140 horas cada uno.

Según el tamaño de cada empresa se puede conseguir una ratio máxima de liberado vs. delegados.

  • Menor de 250 trabajadores -> Máximo de  0 liberados por cada delegado.
  • De 251 a 500 trabajadores -> Máximo de 2 liberados por cada 13 delegados.
  • De 501 a 750 trabajadores -> Máximo de 4 liberados por cada 17 delegados.
  • De 751 a 1000 trabajadores -> Máximo de 4 liberados por cada 21 delegados.
  • De 1000 a 2000 trabajadores -> Máximo de 4 liberados por 23 delegados.
  • De 2000 a 3000 trabajadores -> Máximo de 5 liberados por 25 delegados.

Con empresas muy grandes la cosa cambia algo, ya que en algunos casos los convenios que se firman terminan incluyendo algún liberado sindical más (normalmente uno por cada sindicato mayoritario). Pero el número de estos liberados es muy bajo (en el conjunto de delegados es irrelevante).

Aún no hay comentarios.
Aún no hay trackbacks.