¿Cuantos liberados sindicales hay?

¿Cuantos liberados sindicales hay?

Hacer el cálculo absoluto de liberados sindicales de los dos grandes sindicatos con respecto a los 300.000 delegados electos que ambos tienen es bastante complicado. Se podría hacer la división absoluta de calcular los 4 liberados por los 17 delegados en las empresas de 501 a 750 trabajadores. Y nos saldría que los 300.000 delegados podrían concentrar sus horas para liberar a 70.000 compañeros si todos trabajaran en empresas entre 501 a 750 trabajadores.

Aún así, todos sabemos que los delegados sindicales no se eligen sólo en empresas entre 501 a 750 trabajadores. La práctica mayoría son en PYMES (empresas de menos de 250 trabajadores) donde no se pueden liberar delegados porqué no hay suficientes horas. Si analizamos la distribución de donde se genera el empleo en este país:

  • El 90% se genera en empresas que son PYMES.
  • El 17% de los trabajadores en Catalunya están en empresas que tienen menos de 6 trabajadores y sin representación sindical ninguna, esa cifra podría extrapolarse a España.
  • El 10% trabaja en empresas de más de 250 trabajadores.

Si hubiera elecciones sindicales de forma homogénea entre las empresas donde está el 83% de los trabajadores que tienen derecho a representación sindical, sólo un 12% de los trabajadores con derecho a voto lo haría en elecciones sindicales donde hay posibilidades de liberar a delegados sindicales. La media de trabajador por delegado en las empresas con derecho a liberados sindicales es de unos 50 trabajadores por delegado, en las PYME es del orden de unos 25 trabajadores por delegado, así que en un universo electoral donde los sindicatos consiguen representación en todas las empresas con posibilidad de ello, tan sólo un 6% de los delegados lo sería en empresas donde hay posibilidad de liberar trabajadores.

Trasladándolo a la famosa cifra de 300.000 delegados, asumiendo una media de 20 delegados por cada 4 afiliados en las empresas grandes, daría una cifra posible de un máximo de 3.600 liberados sindicales.

La verdad es que los sindicatos no tienen la capacidad de tener representación de forma homogénea, hay más dificultades en las empresas más pequeñas que en las más grandes y una cifra razonable es que ese 6% de delegados de grandes empresas en el conjunto total se ha de elevar a un 12% (asumiendo que es 2 veces más fácil organizar elecciones sindicales en las grandes empresas que en las PYMES). Este obviamente es un cálculo cualitativo, pero daría una cifra máxima de 6.000 liberados sindicales.

En general, además estamos asumiendo que los delegados sindicales distribuyen la gran parte de sus horas de forma concentrada en muy pocos. Y esto normalmente no es así. Los delegados de prevención necesitan más horas que el resto y en general no se les termina liberando totalmente, hay mucho que hacer en las empresas grandes: una sede que tener abierta, atender las demandas de los trabajadores, etc… es decir, que en una gran empresa el acumulado de las horas sindicales no se dedican sistemáticamente a producir liberados para el sindicato, sinó que se consumen internamente (el delegado de prevención se dedica casi en exclusiva a su labor dentro de la empresa). Además, las elecciones no se ganan de forma homogénea, en algunas empresas los 17 están distribuidos 10 y 5 y 2 entre 3 sindicatos, o 14, 2 y 1, con lo cuál el sindicato ganador de las elecciones sólo puede liberar 2 en el primer caso y el segundo 1, y en el segundo caso sólo se podrían liberar 2 de forma razonable.

Por tanto es más razonable suponer una horquilla de liberados sindicales inferior, algo que oscile entre un máximo de 10.000 y un mínimo de 5.000 liberados sindicales en todo el estado, a repartir entre los dos sindicatos mayoritarios.

Es decir, la magnitud de las cifras de Intereconomía (y toda la caterga de la extrema derecha) hay que dividir entre 40 o 80. No hay 300.000 liberados sindicales, sinó entre 5.000 y 3.000 en todo el estado.

Según la CEOE hay 4.100, por tanto no es una cifra tan extraordinariamente grande como la que contínuamente machaca la derecha mediática.

Aún no hay comentarios.
Aún no hay trackbacks.