La formación ocupacional

Los sindicatos, patronales y administraciones supervisan y gestionan la formación ocupacional. Esta formación se financia con la aportación que hacemos todos los trabajadores en la nómina que y hacen los empresarios en sus cotizaciones.

Esa cuantía nos acusan que es una subvención directa a los sindicatos. Esto no deja de ser un absurdo, sería como considerar que los conciertos educativos que tienen los centros de carácter religioso es subvención directa a la iglesia católica. Los sindicatos (y patronales y administraciones) supervisan y ejecutan los cursos de formación continuada que se han de dar y esas aportaciones que hacemos todos con nuestras cotizaciones se traducen en cursos de formación ocupacional que se realizan de forma efectiva. Esto representa más del 90% de los dineros públicos que supervisan y gestionan los sindicatos. Es absurdo decir que se reciben cientos de millones de € anuales por UGT y CCOO para su libre disposición y su financiación. Si fuera así, los sindicatos tendríamos una capacidad de acción directa mucho mayor (de hecho dejaríamos de tener que cobrar cuotas y tendríamos una financiación sobredimensionada).
I aquí es donde está el 90 y largo % de las subvenciones, UGT y CCOO sólo reciben de financiación no finalista del estado español, es decir que está sometida a la obtención de unos resultados (en este caso la realización efectiva de unos cursos de formación) es de tan sólo 8M€ cada uno. Cuantía muy inferior a las aportaciones que recibimos de nuestros afiliados (enttre ambos sindicatos reunimos unos 2.500.000 afiliados, con cotizaciones que superan los 100€ de media anuales, lo cuál supone una capacidad de autofinanciación sólo por cuotas sindicales de más de 250 M€, los 16M€ que se reciben del estado es una cuantía pequeña).

Aún no hay comentarios.
Aún no hay trackbacks.